Yo digo no a la guerra Siria

Confirmado. La guerra «es un monstruo grande que pisa fuerte toda la pobre inocencia de la gente». La inocencia de esa niña que tapa los ojos a su muñeca para que no vea la monstruosidad de una guerra de exterminio.

Una gran foto, del fotógrafo Fatih Ozenbas, sacada en 2007 en la ciudad de Bursa, Turquía. Ni Siria, ni Gaza. Ha dado la vuelta al mundo y, aunque no es siria, también representa la dura realidad que lleva siete años sufriendo el pueblo sirio. Algo de lo que me ha hablado mucho una familia siria que se ha refugiado en Mallorca.

Una guerra que lleva muchos años. Pero que de repente parece que es nueva noticia ahora por el bombardeo de USA-Francia-UK. La ONU, que había hecho caso omiso a lo que estaba ocurriendo en el país, ahora reacciona. Esa ONU en la que ya nadie cree y que ya no sirve para casi nada. Pero también los ciudadanos occidentales despiertan a la guerra siria ahora. Me alegro. Ya era hora. Pero muchos llevamos años denunciando lo que el pueblo sirio lleva sufriendo sin que a nadie pareciera importarle.

He preguntado en mi Facebook (mediante encuesta) si les parecía adecuado o no el bombardeo de la coalición de USA. La Más del 75% han respondido que no. Sobre esta cuestión no es fácil dar una respuesta. Para saberlo, mi pregunta sería: ¿Soluciona algo el bombardeo de USA-Francia-UK? Si la respuesta es que con ello se acaba la guerra o al menos el uso de bombas químicas, sí es adecuado porque se evita un mal menor. Pero si la respuesta es que solo lo empeora, la respuesta es que es inadecuado. El problema es que parece que este bombardeo no ha sido útil.

Ya el papa condenó el uso de armas químicas de Siria. Pero también ha dicho que el mal no se soluciona con más mal y la guerra siempre es un mal. En el Angelus de hoy domingo 15 de abril acaba de decir que está preocupado por la situación en Siria y ora por la paz, invita a todas las personas de buena voluntad a hacer lo mismo y llama a los responsables políticos para que prevalezca la justicia y la paz. Yo me uno a esta preocupación y a estas  oraciones. No hay derecho a que un tirano como Bashar al Assad extermine a su propio pueblo, tampoco a que el pueblo sirio tenga que sufrir las bombas de otros, ni que los niños tengan que crecer en este ambiente. Ojalá los gobernantes hagan caso al papa Francisco y busquen como solucionar este exterminio del pueblo sirio.

La Iglesia Siria quiere revitalizar la fe de su gente. Ayuda a la Iglesia Necesitada cuenta el proceso de reconstrucción en medio de la guerra. Os dejo este testimonio del padre Fadi en Damasco que dice: «Estos ataques no ayudan, no arreglan nada. Tenemos miedo». Cuenta de primera mano cómo están viviendo el conflicto nuestros hermanos cristianos en Siria y denuncia que el gobierno sirio invitó a Estados Unidos a ir para investigar si había armas químicas, pero decidieron atacar antes que visitar el país para investigar. Y dice que los cristianos son los más atacados por todos: yihadistas, ejército del gobierno, y ahora también por parte de la coalición occidental.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.