El silencio cómplice del yihadismo

yihad0424

(Jesus Blasco de Avellaneda/Reuters/Archivo)

25.04.2015 / The Objective – Unos 200 millones de cristianos sufren persecución en el mundo. Y 50 millones no pueden vivir su fe libremente. Pero es que, además, 10.000 cristianos en el mundo son asesinados por razón de su fe. El país de más riesgo para los cristianos es Nigeria debido a los terroristas de Boko Haram, según el Informe de Libertad Religiosa de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) 2014.

Javier Menéndez Ros, director de la Fundación Pontificia AIN, ha comparecido con estos datos este miércoles pasado en el Congreso ante la Comisión de Asuntos Exteriores. “Si creemos en los derechos fundamentales y de verdad somos demócratas, no podemos pasar por alto los atropellos sufridos por muchas minorías religiosas en el mundo”, ha dicho. Y ha asegurado que “necesitamos urgentemente que se conozca y que se denuncien los ataques a la libertad religiosa”. También ha destacado la existencia de “un silencio culpable en muchos medios”, y que se percibe “una indiferencia por parte de la comunidad internacional, especialmente la de Occidente”.

Estoy totalmente de acuerdo con Javier. Me alegra mucho su claridad y que los parlamentarios hayan sido informados en su propia casa. Por si no lo vieran en los pocos medios que se hacen eco, ya no pueden decir que no sabían nada. Pero ¿ahora qué? ¿Qué medidas tomarán? En el debate ha habido algunas respuestas. ¿Seguirán quedándose solo en palabras de un momento? La denuncia de AIN en el Congreso ni siquiera ha sido recogida por la mayor parte de la prensa. Sin embargo, tal como lo ha calificado la diputada del PP, Rocío López, se trata de “grandes crímenes contra la humanidad”. El silencio y la indiferencia son más elocuentes que mil palabras, ¿pasaremos a la historia como cómplices de este genocidio? Parece que la izquierda empieza a pronunciarse, pero ¿qué han hecho y qué harán? Joan Josep Nuet, portavoz de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ve fundamental defender la libertad religiosa, a la vez que considera que hay que atajar el yihadismo. En cambio, no sé cómo interpretar las palabras de la diputada socialista Delia Blanco: “Los únicos que nos permitimos ser agnósticos somos los ricos. No me preocuparía por el número de creyentes en el mundo sino por la calidad de los mismos”.

Pero ya no se trata solo de solidaridad con las víctimas que sufren la violación de su derecho fundamental de libertad religiosa hasta el punto de perder la vida. Ojalá nos hubiésemos movido desde ese sentido de fraternidad humana. Me temo que ya vamos tarde. Las costas de Libia están a solo 600 km. de Europa. Francia ha abortado cinco atentados terroristas en los últimos meses. Manuel Valls asegura que la amenaza nunca ha sido tan importante como ahora con los 1.773 franceses, o residentes en el país, identificados por su vinculación con redes yihadistas. De España, unos 115 yihadistas han ingresado en las filas del Estado Islámico viajando hasta las zonas de conflicto; 14 de ellos han vuelto al país, de los cuales 9 están en prisión y 5 en libertad, según el Ministerio del Interior.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.