Una monja tuitera

Ayer el diario Huffington Post en su versión española me sorprendió con la publicación de un reportaje sobre mí. Mi sorpresa fue mayor cuando empecé a leerlo y ver un montón de entrecomillados con palabras que yo no había dicho nunca. Si lo leéis y me conocéis, descubriréis desde el titular hasta el final palabras que ni son propias de mi vocabulario, ni mi estilo, ni son exactas, y en algunos casos tampoco responden a mi forma de pensar. Los he llamado y he pedido rectificación. Pero sólo han cambiado los párrafos con errores más graves. Les envié un email con el texto editado para que quedara exacto, pero ni me han respondido ni lo han cambiado. Así que publico aquí el texto corregido:

Una monja tuittera, versión 2.0

Xiskya podría ser el nombre de una usuaria más de las redes sociales, con su página web, su Facebook, su Linkedln y Google+. Hasta aquí nada llama demasiado la atención si no fuese porque Xiskya es en realidad una religiosa de la congregación Pureza de María que ha abrazado las nuevas tecnologías para difundir la palabra del Señor. “Evangelizo en el mundo desde el 2.0”, comenta entre risas en una entrevista telefónica.

Con nombre de origen azteca, esta nicaragüense de 42 años, nacida en León (a 85 kilómetros de Managua, la capital del país), contemplativa en la acción no se conforma con la actividad habitual de su Congregación, sino que decidió hacerse un hueco en las redes sociales. Es una monja tuitera y así la llaman algunos de sus seguidores.

Xiskya, licenciada en Filología por la Universidad de Barcelona y con un Máster en periodismo en La Universidad San Pablo (CEU), publica posts sobre lo que ocurre cada día; se atreve con cualquier tema, desde política hasta sociedad, y por supuesto religión, no desde un punto de vista habitual: “Hay que hablar de lo que ocurre en las calles. No concibo una espiritualidad abstracta que no se encarne en la realidad de nuestro mundo”, puntualiza.

INCORPORADO A SU ADN

“Siempre he sido muy digital”, reconoce, al tiempo que recuerda la primera vez que encendió un ordenador; eran de esos pesados, blancos, con la pantalla negra y las letras de color verde. Nada que ver con los de ahora. Ahora ella suele tener siempre su Macbook Pro a mano. Xiskya sabe de redes sociales, de lenguaje HTML, SEO, número de visitas en sus cuentas oficiales, action script… Lo tiene incorporado en su ADN, como lleva a su Dios.

Esta misión “de llegar a todos “no se acaba aquí”, advierte. Durante la visita del Papa Benedicto XVI, el año pasado, la Hermana Xiskya tuvo la oportunidad de entrar en Twitter colaborando con el diario El Mundo. Este diario le propuso realizar el Diario de una Peregrina, con sus textos, fotografías, sus vídeos y tuits en directo. Dicho y hecho, cosechó éxitos y su cuenta de Twitter aumentó en número de followers.

Fue una monja reportera. Iba con su pase de prensa como cualquier otro periodista porque no le bastaba ir sólo con el hábito, comenta alegremente. “Viví la visita del Papa cada minuto. Desde el lado periodístico y entre los peregrinos JMJ, unos jóvenes extraordinarios”. Durante esa semana escribió sus crónicas sobre los hechos, realizó sus propios vídeos y sus fotografías. Todo mientras tuiteaba en directo. “Me lo pase muy bien, fue una experiencia única”, evoca. Puso a prueba sus conocimientos y resulta que no le ha ido tan mal.

A día de hoy la ‘monja twittera’, o la Hermana Xiskya Lucía, cuenta con 3.804 seguidores en Twitter, pero reconoce que muchos la siguen por monja… y por moderna.

El publicado por el Huffington Post lo encontráis aquí: Ver artículo

 

9 Comments

  1. sandra Ospina

    Hola hermana, soy una mama de tres hijos con un matrimonio de ya 18 años, pero realmente lo que me preocupa en estos momentos es que mi hijo mayor se fue a la universidad a otra ciudad y convive con dos compañeros de apartamento, pero a una de sus compañeras la atormentan espíritus, mi hijo esta no se si asustado o desconcertado, yo lo he dicho que ore mucho y siempre primero Dios pero la verdad no se que hacer ya que estos temas las personas lo toman como sugestión pero yo se que mi hijo en eso no me mentiría y algo raro pasa. Gracias hermana en lo que me pueda aconsejar.

    • Lo que llama “espíritus” podría ser un problema mental de la compañera. No obstante, no debe tener miedo, solo orar y alejarse de esa persona todo lo que pueda. Saludos!

  2. Hola Hermana:

    Qué padre que nos hablaron de ti. Soy consagrada pero dizque que en el mundo… sin embargo por mi discapacidad siento que siego en el monasterio del que salí hace 30 años.

    Mi gran duda es ¿qué se puede hacer con los que contestan groserías y palabras obscenas en el tuit del Papa? Me parece que no deberían participar… pero cualquier día, son unos u otros los que contestan así.

    Me gustaría trabajar como tú. Pero las cuatro horas hábiles que tengo, trabajo para la BCJ. Si no la conoces échate una mirada en face: Biblia católica para jóvenes.

    Si nos dejas un comentario de lo que encuentras, será bonito.

    Bueno, ¿qué se puede hacer con el tuiter del Papa Francisco? ¿Me orientas?

    • Hola! Es inevitable que haya tuits que insulten al papa. Lo mejor es ignorarlos y responder a los tuits del papa en positivo. Lo que esas personas quieren es crear ruido en la red. No caigamos en su trampa. Saludos.

  3. VALLADARES CARRILLO MARIO ENRIQUE

    Mucho gusto de conocerla hermana. Le escribo desde Perú, desde la provincia de Sullana, departamento de Piura. Me sorprendí de ver nuestro apellido en el diario de la localidad y me atreví a buscarla en el internet. ¡oh sorpresa! coincidimos en las preferencias: el diario, la biblia y nuestro Dios, a lo que hay que agregarle la virgen María, nuestra buena madre.Me he educado en un colegio marista, siendo nuestro guía el padre San Marcelino Champagnat, patrono de nuestra provincia, y nos inculcaron desde niño nuestro amor a la virgen María. Mis sinceras felicitaciones y a seguir para adelante en su misión, que seguramente tendrá muchos seguidores. Que Dios y la virgen María la bendiga .

  4. ¡Ahora si! Ayer no se abría el enlace 🙂

    • La Cuica

      No conocía nada de la “monja tuitera”, pero lo poco que he leído aquí sobre ti me ha fascinado!
      Tu manera natural de hablar de Dios, el valor para llamar a las cosas por su nombre y sobre todo “estar en el mundo sin ser del mundo”… una persona religiosa adaptandose a los tiempos que le toca vivir para ser fermento en esta nueva sociedad virtual. Mis más sinceras felicitaciones! Y creo que coincido contigo cuando mencionas los “tres elementos inseparables de mi vida: el periódico, la cámara y la Biblia”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.