La plaza TW

Últimamente algunos de mis seguidores me preguntan que por qué yo no les sigo. Lamentablemente TW me ha hecho desconfiada. Antes de seguir a alguien, tengo en cuenta unos criterios que he ido deduciendo de mi experiencia:

1) Si muestra su cara en el avatar. No me gusta hablar con alguien a quien no puedo ponerle cara. Lo encuentro despersonalizado o que tiene algo que ocultar.

2) Si tiene una Bio que explique algo de sí mismo. Seguirá siendo un desconocido, pero si no explica nada de sí, lo es aún más. Y los desconocidos no me inspiran confianza.

3) Si sus últimos tuits me resultan interesantes y no son ni agresivos ni superficiales. La malaeducación lamentablemente reina en TW y la violencia en muchos casos también. Y no puedo compartirla ni aprobarla.

A veces hago alguna excepción, cuando alguien no cumple estos requisitos pero en los intercambios de tweets me demuestra que es una persona (y no un boot) decente (sin mala idea) que va a aportarme algo interesante, y que me demuestra que es educada. Yo creo que no es mucho pedir, pero en este mundo 2.0 parece que sí.

Sé que con todo esto puedo estar perdiéndome  a alguien interesante y bueno. Pero algún criterio hay que tener a la hora de elegir a quién sigues. Por otra parte, no podría atender con interés mi TL si fueran tantos. A los que sigo lo hago con toda la atención que creo que se merecen.

Y sin embargo, agradezco sinceramente a todos los que me siguen y a cada uno suelo dar personalmente la bienvenida. Algunos llegan y se presentan y te saludan, otros  no dicen ni ‘mu’ como si nunca hubieran llegado. Sin embargo, aunque para mí es importante cada persona, TW es como la plaza pública del barrio donde antes coincidíamos e intercambiábamos de todo un poco… Pero curiosamente en esta plaza 2.0 las palabras suelen ser más transparentes y reflejo del yo verdadero 1.0

Es una pena, pero pareciera que en TW, bajo la máscara del anonimato o del perfil elegido, muchos sacan su auténtico yo reprimido por las normas sociales. Y yo creo que no se trata de eso. No somos dos personas diferentes. Tu reputación online es tu reputación real, incluso cuando ésta sólo la conozcas tú mismo.

Continuaré…

 

4 Comments

  1. Hola Xiskya, entendiste bien la naturaleza asimétrica de Twitter frente al simetrismo de Facebook. Creo que es muy importante establecer unos criterios en todas las relaciones, sean digitales o no, y ,aunque no estoy de acuerdo en la tuya del avatar, las tuyas me parecen las mínimas que deberíamos marcarnos.

    Un saludo alumna! 🙂

    • Hola Álvaro!! ¿Y cuáles son tus criterios de seguimiento en Twitter? Yo he elegido el del avatar para los desconocidos por un motivo: he constatado que la gente que muestra su cara suele ser más sincera en TW. Sé que alguno podría haber que engañe y no sea justo su cara la que pone, pero no es lo más habitual. La cantidad de trolls que me visitan últimamente hace que lleve a rajatabla estos criterios.

      Gracias por visitarme y comentar aquí 😉

  2. Carmen (caparrones)

    Compartiendo básicamente los criterios de selección así como los comentarios acerca de la autenticidad de las personas.
    Un muy cordial saludo,
    Carmen

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.