El rompe corazones o doble check azul

A Whatsapp App logo is seen behind a Samsung Galaxy S4 phone that is logged on to Facebook in the central Bosnian town of Zenica

(DADO RUVIC/Reuters)

XISKYA VALLADARES / The Objective

07.11.2014 – Él estaba en la ducha. Se había dejado abierto el chat de whatsapp con ella. Siempre le pasaba que entre el último “beso” y el último “te quiero” se le hacía tarde. Su jefe no soporta la impuntualidad. Ella seguía escribiéndole, pero el agua de la regadera ni siquiera le dejaba escuchar el “plim” de los nuevos mensajes. Y ella se iba enfadando por momentos. “Me lee y no me contesta”, “debe de estar hablando con otra”, “pasa de mí”, “no me quiere”… Y el resto de la historia te la puedes imaginar. El final: un doble check azul rompe corazones. ¿La culpa es de whatsapp? ¿No será más bien que nos falta un poco de madurez emocional?

El problema es que cada vez aparecen más controles en nuestra vida y cada vez hay más gente inmadura emocionalmente: unos que necesitan controlar, otros que no soportan ser controlados y que por tanto todo lo interpreta bajo ese prisma. Un check gris aparece solo si tienes el teléfono fuera de cobertura o apagado. Doble check gris si el mensaje te ha entrado en el móvil pero no lo has leído (incluso si estás con el Whatsapp abierto pero no en el chat de su emisor). Doble check azul aparece en cuanto entras al chat de quien te envió el mensaje. El “dolor del doble check azul” empezó ayer, pero progresivamente. No necesitas actualizar la versión de la app, no puedes configurarlo para que no funcione en tu móvil. Muchos están encantados con esto. Pero los más alérgicos al control están furiosos.

Y el caso es que la alternativa de Whatsapp es Telegram que en este asunto es aún más controlador porque además del doble check que te muestra que te han leído, no te permite desactivar la última hora en que estuviste en línea. Cada vez más, vivimos en una sociedad que nos obliga una madurez emocional importante, y, por el contrario de lo que opinan muchos, tenemos unas leyes que protegen cada vez más nuestra privacidad. El doble check azul, desde el punto de vista de la seguridad jurídica, es bueno. A un jefe le asegura que su empleado ha recibido una orden (por ejemplo). Pero ante un juez no puede funcionar como prueba de cargo. Porque con solo haber entrado al chat ya se marca el doble check azul, lo cual no significa realmente que lo hayas leído. Pero sí puede tomarse como un indicio. Tampoco es legalmente intromisivo, aunque hay quienes piden que exista también el derecho a desactivarlo.

Mi preocupación surge cuando las personas que usan whatsapp son emocionalmente inmaduras, como en el caso de niños y adolescentes. También, es verdad, que existen algunos casos de adultos inmaduros, pero ese es su problema. Pero ¿deberían los padres permitir el whatsapp a sus hijos menores? ¿o al menos, no deberían acompañarles en su uso mediante conversaciones que les ayuden a madurar emocionalmente? Hace poco leía cómo Facebook ha aumentado el número de divorcios. No creo que sea Facebook, así como no creo que sea Whatsapp el responsable de la ruptura de corazones. Pero el Facebook, el Whatsapp y similares, ponen de manifiesto las enormes carencias afectivas de mucha gente, los grandes problemas de inmadurez emocional de una gran parte de la población, especialmente de menores.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.