Internet, un hospital de campaña

simulacro 001

 

 

Acabo de regresar del congreso de educación religiosa más grande del mundo. Lo organiza la Archidiócesis de Los Ángeles (CA), en Estados Unidos. Estuve hablando ahí sobre evangelización digital y evangelización a través de la fotografía. Hacía poco me había leído la exhortación de Francisco, Evangelii Gaudium y, aunque habla de nueva evangelización en términos generales, tenía un montón de aplicaciones en este tema imposibles de obviar.

Ya no se puede dudar de que Dios también vive en la red. Ahora el planeta entero está conversando y todos podemos escucharlo en Internet. Pero además, existe la mágica posibilidad de que también el planeta entero pueda escucharnos. Es una realidad que no se había dado nunca y que los cristianos no podemos desaprovechar.

Francisco insiste una y otra vez en esa iglesia como “hospital de campaña” en la que es “inútil preguntarle a un herido si tiene alto el colesterol o el azúcar. Hay que curarle las heridas. Ya hablaremos luego del resto. Curar heridas, curar heridas…” Pues bien, las redes sociales son muchas veces auténticos lugares llenos de corazones muy heridos. Las historias y las respuestas a esas necesidades se multiplican. De ello hablaremos en esta columna porque esas son las historias donde Dios se hace presente en la red.

Ya no podemos ver Internet sólo como un peligro o un riesgo. Para Benedicto XVI es el “Continente Digital”, lugar de misión. Porque Internet es un lugar donde conviven y comparten millones de personas. Imposible que no estuviera Dios, todavía hoy, buscando el corazón humano, provocando encuentros, haciendo milagros…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.