Yo amo a mi Iglesia

Captura de pantalla 2014-02-25 16.19.39

 

 

Hace poco me hicieron una entrevista después de una ponencia en el congreso #Comunica2 de la Universidad Politécnica de Valencia – Campus de Gandía. Cuando empecé a ver la entrevista publicada en diversos medios me quedé preocupada. Lamentablemente estaba muy sesgada, incisiva en algunos aspectos, frases cortadas, temas importantes omitidos, sin los matices que yo le había dado… Y con todo ello, había tres temas que daban lugar a interpretaciones que no eran las mías.

Por eso, quiero hablar hoy de esos tres temas:

1) La misericordia de la Iglesia. Ante todo tengo que aclarar que la Iglesia es mi madre porque me dio a luz para la Vida (=Dios) en su útero que es la pila bautismal. Y a mi madre no permito que nadie la toque. Yo puedo ver sus carencias, sus defectos, su limitaciones, puedo incluso comentarlos, pero siempre desde el cariño y del deseo de mejorar. Me entristece la mala imagen que en algunos lugares tiene la Iglesia, mi madre. Me da rabia cuando alguno de la familia mete la pata y si se hace público más. Veo nuestro pecado y nuestra pobreza que como miembros de la Iglesia cometemos algunos. Pero precisamente por ello, jamás diré que la Iglesia carece de misericordia. Que a veces, algunos de sus miembros, nos falta misericordia, sí. Es quizás de los fallos más triste que podemos tener. Pero justo no me canso de decir que Francisco nos está gritando por todos los medios (a ver si se nos mete muy dentro) que sin la misericordia no podemos evangelizar, que el Evangelio (=la buena noticia) es fundamentalmente esa misericordia. Misericordia con el débil, con el pecador, con el pobre, con los más necesitados…

Así que no. No puedo decir que la Iglesia carezca de misericordia, aunque sí que a algunos a veces nos falta bastante de ello.

2) Baño de realismo en la vida religiosa. No puedo generalizar al hablar de los religiosos, somos tantas familias y de tan variados carismas, que es imposible conocerlos a todos. Pero siempre he pensado y defendido que la vida religiosa es la vanguardia de la Iglesia. Hay religiosos y religiosos, incluso de ideologías y concepciones de la vida tan variadas… Pero sí es verdad que en España creo que sabemos mucho del contexto en el que nos movemos, poco o nada del de más allá. En este sentido, a muchos religiosos/as que conozco, y gente de Iglesia en general, creo que nos falta un buen baño de realismo que nos obligue a sentir con otros. A salir de nuestras pequeñas burbujas o mundos que a veces viven en paralelo con el de los demás. Pero es cierto que hay religiosos entregados a los inmigrantes, otros a los presos, otros a los enfermos, etc. Y tb es cierto que es imposible estar en todos los frentes. No digo eso. Digo que un baño de realismo nos viene bien para despertar nuestra sensibilidad con las realidad que viven grandes mayorías de seres humanos que sufren muchas veces sin esperanza.

Y sí. Admiro a todas las personas que día a día entregan su vida a los demás, incluso cuando son no creyentes. Pero reconozco que entre los religiosos la gran mayoría se dedica principalmente a otros. Aunque algunos necesitemos desacomodarnos y estar más abiertos y sensibles a otras realidades distintas a las nuestras.

3) El aborto como la peor opción. Tanto en público como en privado siempre he dicho que estoy a favor de la vida en todos sus casos. Y considero el aborto el asesinato injusto de un inocente que no puede defenderse. Por tanto la peor opción que una mujer puede tomar. Pero que obviamente, no soy quién  para juzgar a nadie, ni siquiera a la desdichada que ha optado por abortar. También he dicho muchas veces ya que los gobiernos deberían invertir más en planes de ayuda para mujeres que se encuentran indefensas en estas situaciones, para discapacitados y para cualquier colectivo minoritario y desfavorecido social. Creo que incluso hace falta informar mejor a la mujer antes de abortar, poder ofrecerle alternativas y favorecerle soluciones. La vida de un inocente está en juego. Y la salud psicológica de ella también.

Insisto: Estoy a favor de la vida, considero el aborto un asesinato de un inocente indefenso. No juzgo a nadie, pero el aborto no es la mejor opción para una mujer.

Muchas gracias por leerme. Si puedes difúndelo para que quien no me conoce, no se cree una imagen equivocada de mi forma de pensar. Muchas gracias.

3 Comments

  1. Luis García Arauzo

    El que quiera ver que vea. Todos conocemos a estos medios manipuladores.

    Me ha encantado el segundo punto aunque los tres son espléndidos.
    Mucho ánimo! Rezo por ti y por su labor!

  2. Regina

    ¡Mucho ánimo, hermana! Se siente una muy impotente cuando tras una entrevista lo publicado no corresponde con lo manifestado.

    Suscribo cada palabra de este post. Con referencia al aborto, me quito el sombrero. Difícil decirlo mejor y más conciso. No sé si conoce el trabajo que hace la Fundación Red Madre y todas las asociaciones Red Madre repartidas por toda España. Nuestro objetivo es justo el que usted dice: acompañar a la mujer que se enfrenta a un embarazo imprevisto o con dificultades, apoyarla, informarla, ayudarla… Crear una red de apoyo a la maternidad, porque la maternidad es una buena noticia.

    Un beso y siga adelante con su misión (y su imisión) que lo está haciendo muy bien.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.