Nicodemo de noche o las dudas de fe

Esta vez no ha sido por ocultarse como Nicodemo. Sino por encontrarnos en dos continentes diferentes. Pero al igual que en el diálogo de Nicodemo, era de noche.

Slayer_X:  Teníamos una charla pendiente 😉

Xiskya: Sí, no lo olvido. Pero si te fijas casi no me conecto estos días porque he estado en un curso y voy de bólido. Pero la seguiremos.

Y así fue. La seguimos unas horas más tardes.

Slayer_X: porque el hombre se ha inventado muchos dioses y Ud. respondió que eso lo decía el Concilio Vaticano II. Estábamos conversando respecto a que Ud. proponía que existía un único Dios y yo le había dicho que eso no era posible

Xiskya: Creo k hay un único Dios con muchas manifestaciones. Ah!! Yo te decía k no lo creía xk lo dijera el Concilio, pero el Concilio me respaldaba.

Slayer_X: exacto! y yo le dije que no porque lo diga el Concilio Vaticano lo hace cierto, no es prueba de nada.

Xiskya: No es prueba de nada pero sí de la reflexión de muchas personas entendidas en el tema. Es lo k te dije.

Slayer_X: pero hay mucha gente que también ha reflexionado en dioses que no comparten características del suyo

Xiskya: Sí, es verdad. Pero es k la cultura reviste siempre esos dioses. Incluso el catolicismo ha sido revestido x la cultura.

Slayer_X: eso me remite al punto original, el hombre se ha inventado todos los dioses, no hay evidencia que demuestre la existencia de alguno

Xiskya: S.Agustín: “Nos hiciste para ti y nuestro corazón está inquieto hasta k descanse en ti.” Por ej. el deseo de infinito, la plenitud, un corazón insaciable de amor, etc. Son signos k te hablan de otra realidad. Evidencia nunca la habrá xk solo hay evidencia de lo científico y no es un tema científico. Pero sí hay señales en el ser humano.

Slayer_X: si usáramos esas señales en humanos creeríamos en duendes y hadas también. Yo entiendo su punto, lo que no entiendo es por qué limitan todas esas señales a su Dios en particular cuando a través de la historia el hombre se lo ha atribuído a todo tipo de seres fantásticos y mitológicos.

Xiskya: Ahora no entiendo lo k quieres decirme. Seres fantásticos son tb algunos dioses mayas y yo creo k se trata del mismo dios.

Slayer_X: que Ud. cree en un ser inventado por el hombre.

Xiskya: Pero es k si yo creo no pienso k sea un ser inventado x el hombre!

Slayer_X: lo sé, Ud. tiene FE y ese es el problema de todas las religiones y creencias.

Xiskya: Pero no es fe de creer con la cabeza una imaginación. Es una experiencia profunda k cambia toda la vida.

Slayer_X: lo entiendo y de hecho me parece admirable la labor que mucha gente de todas las religiones hace por ayudar a otros. Pero es perfectamente posible ser así de solidario sin necesidad de creer en un ser superior, solo se ayuda porque lo ordena su Dios?

Xiskya: Claro k es perfectamente posible ser incluso más bueno k un ser creyente sin creer en Dios! Claro k sí. Pero no lo hago x una orden. La diferencia entre tú y yo (suponiendo k ambos somos igual de buenos) es el sentido k ponemos en lo k hacemos.

Slayer_X: así es, pero uno se da cuenta que no alcanza, que siempre se puede dar más

Xiskya: Todos podemos siempre más!! La carrera del amor es la única k nunca acaba. Y en la k nunca hay ganadores ni vencidos.

Slayer_X: sin duda, y espero que tenga claro que en ningun momento le he querido faltar el respeto, solo quiera exponer mi punto de vista.

Xiskya: Si pensara que buscabas ofenderme, no habría estado todo este tiempo hablando contigo. Muchos de mis amigos son ateos, no te preocupes.

Slayer_X: y muchos de mis amigos son católicos 😉

Xiskya: Vaya! Pues mira, ya tenemos algo en común!

Slayer_X: bueno, me despido, un gusto charlar con Ud. Saludos desde Perú

Xiskya: Un gusto hablar contigo, en serio. Hasta otra ocasión k coincidamos. Buenas noches! Aquí son las 12:05 de medianoche y mañana hay que madrugar.

Esa es una de tantas conversaciones mantenidas en Twitter. Esta vez pública, por lo cual puedo publicarla. He reproducido la conversación tal cual sucedió. Lo único que he hecho ha sido unir los tuits que se escribían por separado por ser más largos. He colocado sobre un fondo gris lo que considero el meollo de la conversación. De donde saco mis reflexiones.

Pienso que la fe es realmente un don de Dios. Y cada vez soy más consciente del deseo de fe que tienen muchos sin poder alcanzarla, aunque no sea el caso de esta vez. Estoy convencida de que esas personas no lo tienen tan fácil en los momentos más duros de la vida. Y no sé si puedo conformarme pensando simplemente que no tienen la misión del creyente, la de ser “sal y luz del mundo”. No por ello dejan de ser buenas y grandes personas, incluso felices. En muchos casos, mucho mejores que muchos de nosotros que nos llamamos cristianos.

Pero los cristianos tenemos una gran responsabilidad. Por un lado la de cuidar la fe que hemos recibido. Muchas veces crecemos intelectualmente, pero no crecemos espiritualmente, ni en conocimientos de nuestra fe; de modo que tenemos una fe propia de un niño de primera comunión; por lo que se nos ha quedado pequeña. Cuidado, porque en esos casos es cuando muchas veces la vida sigue su rumbo y la fe se queda en un borde del camino.

Por otra parte, tenemos la gran responsabilidad de ser testigos de aquel en quien creemos: Jesucristo y su mensaje. El problema es que muchas veces nos quedamos en lo más superficial o anecdótico de ese mensaje. Y nos olvidamos del meollo: el amor y el perdón. Es cuando somos incapaces de “poner la otra mejilla” o simplemente de no juzgar.

Lo más fácil es seguir viviendo con los criterios de este mundo o los criterios que nos hemos sacado por nuestra cuenta del Evangelio. Pero lo importante es cada vez más ir impregnándonos de los auténticos criterios de Jesús. Y eso sólo junto a Él los podemos aprehender (hacerlos nuestros).

6 Comments

  1. MATILDE SANTOS CAAMAÑO

    enhorabuena Hermana por el bien que esta haciendo a toda persona que se encuentra con ud. Yo acabo de encontrarla. de nuevo Dios se hace preente. QUE MARAVILLA. Cuando menos lo pensamos nos encontramos con El. Que el Señor la bendiga y cure a todos los que tengan la suerte de conocerla. un fuerte abrazo.matilde

  2. Qué paradógica es la vida. Hace unos pocos años yo pensaba como este señor de Perú. Es más, estaba enfadada con la fe, con la iglesia y con el mismo Dios.

    Estaba enfadada con Dios, porque la fe (que es un don y se recibe gratis), hay que cuidarlo, como si de un jardín precioso se tratase, hay que quitar las malas hiervas. Es fácil dejarse llevar por lo políticamente correcto, y por reflexiones que tienen mucho de moderno o de new age, y poco de Luz. Trataba de comprender con mi mente pequeña los renglones torcidos de Dios, y me revelaba contra ellos. La vida me curró de lo lindo, pero aun así siempre pensé que tendía que ser solidaria, hacer el bien, respetar todas las creencias… menos las del vaticano!!! Esos carcas…
    Por la gracia de Dios tuve la inmensa suerte de comenzar a hacer el camino de Santiago, como agnóstica, casi casi como atea convencida, pero entonces sucedió. Entré a hacer una visita cultural a una pequeña iglesia y el sacerdote que nos mostró la iglesia nos pidió que nos pusiéramos bajo el cristo y que le mirásemos a los ojos. Entonces noté esa energía, como un escalofrío que me corría de arriba abajo y al revés. Era algo curioso, no podía apartar la mirada de ese Cristo, y tras un tiempo imposible de precisar, con los ojos vidriosos y congoja en la garganta le pregunté a ese sacerdote si podía hablar con él.
    Aceptó gustosamente, y cuando el resto de los peregrinos se fueron nos quedamos a charlar a los pies de ese Cristo.

    Escupí todo mi enfado, reivindiqué que la bondad no es sólo cristiana, y sin darme cuenta se me fue vaciando la mochila de esa rabia que llevaba encima. Este sacerdote convirtió mi enfado por estar separada forzosamente de la iglesia al ser una mujer divorciada, en una invitación a acercarme a mi parroquia y participar en grupos de divorciados. Plantó la semilla… y luego, cuando yo ya estaba agotada y feliz por haber escupido fuera todo eso que me venía incomodando, al darle las gracias, él me respondió pero… ¿todavía sigues sin creer en Dios que te ha traído hasta aquí?

    Ese día empecé a convertirme y luego el Espíritu Santo por medio de la corriente de gracia; Renovación Carismática Católica fue haciendo el resto. Ojalá pudiera hacer comprender a todos esos indignados y enfadados lo que se están perdiendo. Gracias por darme la oportunidad de dejar mi testimonio. @aleteosespiritu

    • Muchísimas gracias por contar aquí tu historia. Impresionante, aunque no me sorprende. Así es Dios. Yo le he visto actuar tantas veces… Sin embargo, como tú bien dices: la fe es un gran regalo que hay que cuidar. Y tuviste muchísima suerte de que Dios se empeñara en abrirte los ojos. Gracias de corazón.

  3. Un buen final para todo el artículo. Gracias!!

  4. xiomara paguaga

    Hay un signo único del Dios verdadero: el AMOR en la dimesión de la cruz, lo que conlleva el PERDÓN, y es lo que identifica a un creyente de fe adulta, porque se trata de ser otro Cristo, humanamente no podemos, por eso, es siempre Cristo amando y perdonando en nosotros. Estoy de acuerdo, se puede ser católico jurídicamente, y no tener ESE AMOR, (que no es cualquier tipo de amor) Hay que ser TESTIGO, LUZ Y SAL, para iluminar y salar al mundo (al que no cree). Dios se hizo Hombre para salvar a la humanidad, y muchos que no creen podrán VER A DIOS, por el testimonio de un creyente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.