Mi mochila

FOTO: XISKYA VALLADARES

Hemos recorrido muchos kilómetros juntas. Casi toda España e Italia, y casi toda Centroamérica y parte de América del Sur. Es la mochila que me acompañó muchos momentos de la JMJ y la primera que cojo cuando tengo que salir corriendo. Una mochila pequeña, cómoda, medio vacía, no muy pesada. Es mi mochila.

Hasta el 11-M una mochila no era peligrosa. El peligro mayor podía ser que te la robaran. Desde entonces es diferente. Mucha gente le tiene miedo a una mochila sola.

En la mía suelo guardar siempre un chubasquero, el monedero, el iPad,  la cámara con el 35mm y un 90mm. Nada más. Para mí es lo indispensable para ir por la vida. No es mucho, pero aún así me parecen muchas cosas. Me consuelo pensando que continúo aquella tradición prehistórica del hombre que llevaba en una bolsa todo lo que necesitaba. Sin embargo, siendo sinceros, una mochila siempre al hombro es siempre un estorbo. Lo mejor es caminar ligeros de equipaje por la vida.

Todo esto me hace pensar sobre los pesos inútiles que cargamos tantas veces en nuestras mochilas de nuestras vidas. Os dejo con una parábola que lo explicará mejor que yo:

Hu-Ssong narró a sus discípulos el siguiente relato:

-Un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Poco después tropezó con otra. Igualmente la cargó. Todas las piedras con que iba tropezando las cargaba, hasta que aquel peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar. ¿Qué piensan ustedes de ese hombre?

-Que es un necio -respondió uno de los discípulo-. ¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?

Dijo Hu-Ssong:

-Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les han hecho, los agravios sufridos, y aun la amargura de las propias equivocaciones. Todo eso lo debemos dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos. Si hacemos a un lado esa inútil carga, si no la llevamos con nosotros, nuestro camino será más ligero y nuestro paso más seguro.

—————

DATOS EXIF:

Modo de exposición: Exposición manual
Programa de exposición: Manual
Tiempo de exposición: 0 / 1
Flash: El flash no se ha disparado
FNumber: 2,8
Longitud focal: 35
Long. focal película 35 mm: 52
Clasific. velocidad ISO: 200
Modelo de lente: 35.0 mm f/1.8
Valor de apertura máx.: 1,6
Modalidad de medición: Punto
Saturación: Normal
Tipo de captura de escena: Estándar
Nitidez: Normal
Valor velocidad del obturador: 10,966
Distancia del sujeto: 1,78
Balance de blancos: Balance de blancos automático
Modelo de lente: 35.0 mm f/1.8

1 Comment

  1. ¡Que foto más bonita!

    Muy buena fotografa 😉

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.